Leyendo el post con la traducción de Sarai Llamas del artículo “African children don’t cry” me ha venido la nostalgia de mi tiempo en Kenia, mucho antes de ser madre. Recuerdo a esos niños tranquilos en la teta, enrollados en el kanga, o en la falda mientras sus madres pelaban verduras y cuando me ponían a […]

¡Haz comunidad, comparte!
seguir leyendo»